• Rocha -
  • Uruguay -
  • -
  • Max: -18C Min: -18C

BANDERAZO: LA VIGILIA DE LA HINCHADA

  • Yalis Fontes
BANDERAZO: LA VIGILIA DE LA HINCHADA
Foto:Victor Rodriguez VDR Producciones

 

 

Ya aparecieron los primeros clasificados en la Copa.

 

Los rivales ya esperan y miran atentos contra quien le toca la celeste.

 

Hoy es el turno de Uruguay, ante el actual campeón de América, Chile.

 

La selección entrenó este domingo en el Centro de Entrenamiento “Pedro Antonio Ribeiro da Silva” del club Fluminense, en la Barra da Tijuca.

 

Se anuncian cambios.

 

De Arrascaeta(ya es ídolo en el Fla) y Lodeiro juntos .

 

Mientras en las calles cariocas el rojo gana en número : -“Copacabana esta minado de chilenos”, dice Sandra Fernandez, castillense recién llegada con su familia desde Colonia del Sacramento.

 

De todas maneras, poco a poco los celestes se van apareciendo.

 

 

Y anoche le tocó el turno a los hinchas.

 

Se anunció por redes”Banderazo 21 horas en Puesto 6 de Copacabana”.

 

Allá fuimos.

 

Desde la Avda. Nossa Senhora de Copacabana bajamos por la Rua Constante Ramos y nos metimos en la orla de Copacabana, famosa por su clásica acera ondulada blanquinegra de piedras portuguesas.

 

 

La Rambla, “el calzadao”,diseñado por el Arq. y paisajista Roberto Burle Marx nos recibe entre puestos de hamburgesas, tapiocas recheadas, churros groumet y hasta Acai por un lado. Del otro artesanos, donde sus tapices eran presas de las pisadas despreocupadas de los caminantes.

 

 

 

 

Los puestos de comida casi sobre la arena hacen sentir su música “ao vivo”, made in Brasil.

 

 

Y en voz de una mujer, escucho “Morena Tropicana” . Frunzo el ceño, imposible no acordarme del Willam Mendivil cada vez que suena esa canción, que me lleva al Club Costa Azul, hace tanto. El la cantaba mejor, siento, pero la muchedumbre me saca de los pensares y me vuelve otra vez a Rio.

 

 

Muchos grupos de hinchas argentinos, muchos colombianos, peruanos, pero sobre todo, chilenos, que están de visita durante todo el año en la ciudad, según los entendidos, pero que ahora con la Copa se ha incrementado el número.

 

 

 

Como en procesión, delante nuestro van dos Cavani, sin importarles el calor, presurosos para no llegar tarde y no perderse lo primero de la convocatoria: el emocionante himno uruguayo cantado a capella.

 

 

Luego si, los cánticos, los pregones,las consignas y la ´música: el Fata Delgado, el Canario Luna , Jaime y el Pitufo Lombardo entre otros ganaban un tramo de la Avenida, porque la bici senda ya era historia entre el gentío de uruguayos.

 

 

De golpe aparece un moreno con la camisa del Flamengo que como gato sube a una palmera. Lleva la cuerda para colgar el cartel de “Asado con vino”y se gana la ovación.

 

 

Y me encuentro con los rochenses.

 

 

Aparece cantando a viva voz Sebastian Deliotti y Marcos González.

 

Uno manya, el otro bolso, pero la amistad y la celeste por encima de todo.

 

Y en la lejanía, la verdad que conmueven.

 

 

De perfil veo a Rolando Bal agitando una bandera uruguaya entre varios y de golpe me encuentro con otros, aquellos con los que fui una vez a Lima con el Rocha FC en la Libertadores: Ramos Donollo, el Catete y Sergio Pessolano.

 

Y aparece Fabián Lema y Fabián Sena de Castillos y ya somos una banda del pago.

Y se me ocurre pedirle a Victor que nos saque una foto.

 

 

 

 

Después de todo, eramos rochenses a dos mil kilómetros de casa persiguiendo la ilusión de todo el paisito.

 

 

Eramos más.

 

Eramos 500 compatriotas gritando al Continente  que habíamos ganado 15 Copas América y que veníamos por otra, acá en Brasil.