WILLIAM PRESA, FERIANTE : “YO NO ME PUEDO QUEJAR…”

Uno de los puestos más atractivos de la feria dominguera de nuestra ciudad es el que vende objetos antiguos, fundamentalmente herramientas, ubicado en la esquina de Lucio Sanz y Sancho.

ENTRELINEAS dialogó con Willam Presa, el propietario, para saber sus impresiones sobre la marcha de su emprendimiento, en una muy concurrida feria, que se ha constituido además en un paseo y punto de encuentro más allá de las mismas compras.

-“En mi tipo de trabajo siempre vendo, pero está difícil para todos y más con esto de la pandemia”, señala William.

-“A mí por lo pronto siempre me ha dado resultado, vendo muchas cosas antiguas, muchas herramientas viejas que la gente busca y tengo clientela,creo que hay mucha clientela para este tipo de cosas porque la gente busca la herramienta vieja porque no es China, por eso siempre trato de buscarlas para traer”, indica, para luego alcanzarnos más detalles: “Yo sinceramente no me puedo quejar porque en un día normal se venden 4 o 5 mil pesos y hoy, casi fin de mes que uno supone que no va a vender , he vendido ya 3 o 4 mil, que es una buena venta, yo no me puedo quejar. ya te digo para mi es redituable”.

William nos cuenta su historia en la Feria, y lo que ella significa para el: -“Yo hace 40 años que estoy en la feria, había dejado un tiempo y retorné,porque la verdad que la Feria es un bálsamo para mi.

Si hubiera feria todos los días yo estaba todos los días, sin dudas, yo vengo acá desde que tenía 20 años y ya tengo 65.

Incluso me parece que tendría que ser todo el día domingo …”,agregó.

A continuación en el siguiente enlace alcanzamos la entrevista completa con William Presa