FABIÁN COITO : “El éxito es otra cosa, no es ganar partidos de fútbol”

Por Yalis Fontes

Mayo del 2020, en tiempos de pandemia: -“Hoy es muy claro que el futbolista debe estudiar.

Hoy el chico que no estudia y no juega al fútbol no tiene nada que hacer en todo el día, están con tiempo ocioso.

A los 14, 15, 18 años, no tener nada que hacer en todo el día ,realmente eso si es una frustración, eso es mucho más que perder un partido de fútbol”.

Palabra de un formador de jóvenes deportistas que corren detrás de una pelota tratando de alcanzar el sueño del profesionalismo.

Palabra de Fabian Coito, un exitoso entrenador, formador del desarrollo personal desde el conocimiento, más vigente que nunca en estos momentos de aislamiento social.

Nuestra entrevista de la semana.

Fabian Coito cara a cara con Entrelineas

El encuentro con el actual Entrenador de Honduras fue a las cuatro de la tarde, vía zoom, claro.

Quien llevó adelante un exitoso proyecto de divisiones juveniles en nuestro país y quien para muchos era el candidato natural a relevar al Maestro Tabarez en el proceso de Selección, se le nota motivado, comprometido e ilusionado con su nuevo desafío.

Como técnico celeste dirigió 260 partidos internacionales entre la selección sub-15, sub-17, sub-20, sub-22 y un partido de selección mayor.

Entre otros logros Coito, clasificó a todos los mundiales sub-17 y sub-20 que dirigió, obtuvo el título de campeón panamericano en Toronto 2015 y el de campeón sudamericano en Ecuador 2017. También clasificó a los juegos panamericanos de Lima 2019.

Ahora lo disfruta Honduras.

Los dirigentes de ese país apostaron a la capacidad del entrenador uruguayo para alcanzar objetivos fundamentales para el fútbol hondureño.

Como era de esperar, luego de un proceso de adaptación su labor comienza a dar frutos y existe una gran conformidad con su trabajo.

En esta nueva etapa el uruguayo podrá desarrollar su proyecto, que va bastante más allá de un resultado de un partido de fútbol.

A continuación les invitamos a compartir una charla con un entrenador que procura esencialmente el desarrollo integral de sus dirigidos.

Una charla que va más allá del fútbol.

¿Cómo y dónde está pasando esta pandemia?

-“Estoy en Montevideo. Hace dos meses vine con la intención de estar un par de semanas, lógicamente sin ser consciente de lo que se podía venir, y ya llevo ese tiempo acá.

Estoy con mi familia, en realidad estamos muy bien.

Lógicamente ya estoy pensando cuando haya que volver para seguir con la actividad que tenía en estos meses”.

¿Cómo hace un entrenador para trabajar en estas condiciones?

-“He descubierto por ejemplo este tipo de vínculos (por zoom) ,a través de plataformas , me ha servido mucho para leer, para mirar partidos nuestros ya jugados, para algún curso on line, para escuchar charlas, realmente lo he aprovechado muy bien, no me imaginaba que había tanto material en internet para poder acceder.

Con  los futbolistas, puntualmente, y con el Cuerpo Técnico y con la gente de la Federación, a través de plataformas hemos tenido muchas reuniones y continuamos así”.

¿Qué balance hace de un año a cargo del seleccionado de Honduras?

-“Desde el punto de vista personal muy bueno, una gran experiencia, un motivo de aprendizaje, algo diferente a lo que venía acostumbrado.

Después en lo que ha sido la gestión , luego de un comienzo donde los primeros meses fueron de mucha actividad administrativa, de organización, comenzaron los partidos y el futbol y de acuerdo a los conocimientos que yo tenía del medio , de los futbolistas, del área, la actividad fue de menos a más.

Terminamos el segundo semestre teniendo buenos resultados, mostrando una mejoría y un crecimiento permanente, y fue una lástima no haber podido ir confirmando y seguir creciendo como equipo con el amistoso que teníamos en marzo (ante Estados Unidos)  y con los que teníamos ahora en junio, que también están suspendidos.

Creo que ha sido positivo en el aspecto general, en lo personal y particular muy positivo.

Hemos jugado varios partidos, incluso a nivel de sub 23 , se está generando un recambio de futbolistas, he conocido ya a la gran mayoría de los futbolistas  elegibles en la selección, ya han pasado por la selección en algún momento y eso nos da una muy buena perspectiva de cara al futuro”.

¿El objetivo es clasificar a Qatar?

-“El objetivo es clasificar al Mundial. El formato de las Eliminatorias posiblemente sufra variantes. Lo que iba a ser un hexagonal en el cual ya habíamos ganado el derecho de participar, seguramente cambie el formato. Hay que esperar de qué manera se organiza la Eliminatoria , pero sea cual sea vamos a estar en el grupo de los de arriba, donde están los tres cupos que otorga en forma directa el Mundial a CONCACAF para pelear por uno de ellos”.

¿Cuáles serían los conceptos de la etapa del proceso que usted participó en Uruguay que puede usted estar aplicando a la realidad de Honduras?

-“No hay dos cosas iguales pero si hay mucha experiencia adquirida, conocimiento y aprendizaje que creo es la tarea, ir ganando en experiencia y conociendo cosas que nos permitan ir mejorando el rendimiento de lo que vamos haciendo.

Yo tengo mucha cosa porque fueron 12 años donde aprendí mucho y me sentí muy identificado con muchas de las cosas que hemos vivido, que he vivido, en la selección nacional: conocimiento, conocer al futbolista, conocer a la persona, formar buenos grupos y los valores innegociables como el respeto, el compromiso, la actitud, la solidaridad, la superación personal.

Una de las tareas es mejorar las competencias a nivel de jugadores más jóvenes , también el profesionalismo , en cuanto lo que es que parece accesorio al jugador de futbol como es la nutrición, el descanso, la preparación, el entendimiento del juego, que en  definitiva después todo hace a un mejor profesional, y lógicamente cuando el profesional mejora, su rendimiento crece se ve beneficiado el equipo”.

EL RELEVO NATURAL DE TABAREZ

¿Cómo fue su salida de la Selección Uruguaya? Tenemos entendido que cuando se despidió del maestro Tabarez se quebró en un momento de la charla…

-“Bueno, sí, porque son muchos años y yo tengo un afecto muy grande por él.

La salida fue pensando que tarde o temprano se iba a dar por el tiempo que yo ya llevaba en la selección, me pareció que era una buena posibilidad, lo hablé con quién correspondía, tomé la decisión y a cambiar un poco de rumbo, a volcar un poco la experiencia y a probar desafíos nuevos.

Me parece que eso es parte de la vida  de las personas y también a la vez que yo iba en  busca de otros horizontes y nuevos desafíos.

También se daba la posibilidad de aparición a nuevos entrenadores que siempre enriquece lo que es un proceso de trabajo y la formación de un jugador”.

Para muchos usted era el candidato natural para relevar al Maestro Tabarez en el cargo de la Selección, incluso se dice que “no se le supo cuidar”. ¿Qué puede decir usted al respecto?

-“Son opiniones, y sobre las opiniones no me gusta opinar, porque son opiniones y son impresiones.

Sobre que podría ser el candidato, por estar tantos años , pero para eso yo también tengo que ganar en experiencia, en conocimiento, en manejo de grupo, por lo tanto no se si solamente con las selecciones juveniles era posible acceder  a un cargo tan importante.

Y con respecto a lo otro me parece que no, te repito que son opiniones.

Yo con lo que me quedo son con los años que viví, aprendí mucho, tuve grandes compañeros y la verdad es que fui muy feliz, así que eso para mí es lo más importante, Después lo otro, son ideas, opiniones sobre una situación nada más.

¿Se ve con el paso del tiempo como técnico, como entrenador de la celeste mayor?

-“No, la verdad que…

Ojalá que sí, me encantaría, pero no estoy visualizando eso ni fui a Honduras en busca de eso.

Yo realmente el gran objetivo que tengo es que el proyecto, el desafío y lo que nos comprometimos, ojalá se pueda lograr.

Nos comprometimos al trabajo, a la dedicación 100% a la Selección Nacional de Honduras, a la Sub 23 , y sin tener una gestión directa sobre los juveniles, compartir la experiencia también.

El objetivo grande que tenemos es llegar al Mundial, lo que venga después, es muy difícil en el futbol pensar que puede pasar el mes que viene, mucho más dentro de 2 o 3 años”.

GANAR NO ES LO ÚNICO

Usted dijo hace un tiempo “Ganar no es lo único en el deporte”.

¿Cómo se hace en tiempos vertiginosos de futbol para inculcarlo, fundamentalmente a los más jóvenes?

-“Primero porque la historia, las estadísticas de todos los equipos indican que no siempre se gana.

Por lo tanto no te puedes preparar para algo que sabes que no es lo único que puedes lograr y que va a pasar otra situación, por lo tanto también hay que prepararse para cuando nos toque  la derrota, que en algún momento va a venir, a veces mucho más temprano que tarde.

Todos sabemos de qué nos va a tocar momentos de cierta desilusión, de resultados adversos  y para eso también hay que estar preparado, preparar al futbolista.

El éxito es otra cosa, no es ganar partidos de futbol, aparte cuando uno se prepara para ganarle al otro solamente se prepara para algo puntual y acá lo que hay que intentar es el crecimiento permanente.

En este caso, el éxito nuestro cuerpo técnico es que el día que nos toque irnos de Honduras ojalá que hayan quedado cosas y todo haya crecido con respecto a lo que había cuando llegamos nosotros, eso para mí ya es un éxito si logramos esas cosas.

En principio no está fácil de cambiar, porque cuando uno cambia cosas, para proponer o incorporar cosas nuevas hay que sacar cosas que ya estaban, por lo tanto, primero hay que tener la decisión de dejar cosas atrás que se venían haciendo para ir en busca de cosas nuevas.

En los primeros tiempos eso se hace lento pero yo creo que se va entendiendo.

Ojalá se pueda con la selección, en todo lo que significa: federación, formación de futbolistas, entrenadores, ir creciendo.

En definitiva eso para mí sería algo muy bueno y es parte de un objetivo muy personal que tengo pensando en el futbol de Honduras”.

Cuando se habla con algunos jóvenes, incluso más chicos, parece que el objetivo de ellos fuera acceder a un buen contrato ¿Cómo se maneja esa situación, con ellos y el entorno ?

-“Trabajando de la misma forma que han generado esa idea.

Esa idea se la han impuesto, un futbol comercial, un futbol empresa, futbol espectáculo que en definitiva piensan que la gran motivación es esa.

 Como entrenadores tenemos el compromiso  y aparte el poder de inculcarlos que la gran motivación, el gran deseo de un futbolista no es hacer dinero, que eso es circunstancial y que no asegura la felicidad para las personas, sino que sentirse completo en cuanto a su aporte al equipo, en su formación personal lo cual, me parece que es mucho más gratificante que luchar circunstancialmente por el dinero, que aparte lo hacen muy pocos, es para alguno eso de hacer fortunas.

Lo que pasa claro es que nos lo meten tanto por los ojos que ya soñamos con esa idea e imaginamos que el único éxito de hacer deporte es transformarnos en una superestrella.

Y justamente los entrenadores creo que tenemos que hacer entender a los futbolistas que hay muchas más cosas que el deporte nos puede dejar, valorarlas , considerarlas, incorporarlas, porque aparte eso también va a ayudar mucho en el objetivo, ese primario que tienen los futbolistas jóvenes, que es lograr grandes cosas”.

¿Qué nivel de exigencia con los estudios se debería tener con los futbolistas más jóvenes ?

-“Es un tema complejo, porque en definitiva esa decisión es de la familia, por la sencilla razón es que la familia es la que esta con los jóvenes todos los días y quienes lo estimulan, quienes lo ayudan, quienes lo alientan cuando también a nivel de estudios las cosas no funcionan bien.

El entrenador lo puede exigir y hacer entender al jugador que es importante su formación académica.

Cada uno es el dueño de su proyecto personal, pero si lo que está claro es que somos mucho más independientes en nuestras decisiones cuanto más formados estamos y no dependemos de otras personas para nuestra vida personal, para nuestro proyecto, por lo tanto la formación académica forma parte de esa independencia que el ser humano debe tener.

El conocimiento es muy importante para las personas, da independencia, da cierta autonomía, por lo tanto el entrenador hasta ahí puede llegar, después lo otro es la familia lo que tiene que entender, que interpretar, tiene que valorar, porque aparte el estudio  le da cosas al niño y al joven que se las da solamente el estudio, que es relacionarse con sus pares, la disciplina, la conducta, la organización de su vida, los amigos para toda la vida, los vínculos, por lo tanto es muy importante eso.

Que después, por determinadas razones, porque no le guste o por un tema de capacidad no llegue  a una profesión, bueno eso es circunstancial, es como el futbol, no podemos quedar solamente con lo único que sirve es llegar a ser jugador de las ligas europeas, porque hay muchas más cosas que también se pueden lograr y que el deporte lo puede incorporar, y en la formación académica también, por lo tanto es muy importante.

El entrenador tiene una cierta barrera que es “hasta ahí llego”, primero porque los entrenadores muchas veces a los jugadores los dejamos de ver después de unos meses, de un año, y por lo tanto ya perdemos ese mensaje que se lo veníamos dando todos los días al momento de desvincularnos de él.

Y este momento de la pandemia, yo hoy escuchaba a gente de divisiones juveniles del futbol uruguayo, puntualmente de la Liga de Montevideo, del torneo de juveniles que se juega y decían entre otras cosas que “el futbol estaría bueno que vuelva para los juveniles porque si no su tiempo en que lo ocupan?”.

 Por lo tanto hoy es muy claro que el futbolista debe estudiar, hoy el chico que no estudia y no juega al futbol no tiene nada que hacer en todo el día, están con tiempo ocioso.

A los 14, 15, 18 años, no tener nada que hacer en todo el día realmente eso si es una frustración, eso es mucho más que perder un partido de futbol.

No tener que hacer en el día y echarle la culpa a los que toman las decisiones  que no empieza el futbol, que toman esas decisiones apoyados en las autoridades de la salud, que no tengas nada para hacer es una culpa tuya, es una responsabilidad de tu familia.

Entonces esto creo que nos puede hacer recapacitar para darnos cuenta de la importancia que tiene también el tema del desarrollo personal desde el conocimiento”.

¿Cómo se define como entrenador en esta etapa?

-“(Pausa)…Yo que se…este, yo soy fruto del esfuerzo, del estudio, del aprendizaje permanente, del afecto, de los grupos, no concibo ningún logro si no es a nivel de grupo o de compañeros , cada uno en su rol.

Me siento feliz primero por la familia, la gente por los afectos, por la vida que me ha tocado pero aparte también porque pude hacer también de mi pasión mi profesión y eso es  muy reconfortante para las personas.

  Yo siempre estoy en una etapa de aprendizaje , ojala esto me deje mucha cosa para lo que venga de futuro…no pierdo el tiempo en pensar que puede llegar a pasar, solamente sé que algo voy a hacer el día que deje de trabajar en la Selección de Honduras”.

¿Qué es innegociable para Coito en un trabajo de entrenador?

-“Yo creo que la consideración de la persona.

 A mí nunca se me ocurrió obtener un beneficio personal a cambio de generarle una ilusión infundada a un joven o mentirle, porque eso depende de uno , de la voluntad y decisión de cada uno .

Después sobre lo técnico hay veces que escapan , yo me he equivocado muchas veces , pero si lo que estoy seguro es por un tema de capacidad y no por intereses personales…y me parece que eso es lo más importante”.

Años atrás, por el 2013 en la Copa de Confederaciones, estaba en la Zona de Prensa del Mineirao, en la previa de la Semi final Brasil Uruguay.

Estaba charlando con un colega español y otro italiano. Para ellos el  favorito era Brasil, pero los dos coincidían en que no querían que sus selecciones se cruzaran con los celestes. Es algo que se ha reiterado a lo largo de las competencias donde he trabajado, nadie quiere jugar ante Uruguay.

¿Cuál es el secreto del futbol uruguayo para generar esa consideración del resto de la gente?

-“El futbol es el deporte, y por eso es tan apasionante y se ha hecho tan popular, que permite que el débil le gane al fuerte.

 Indudablemente que ese débil debe recurrir a algunas cosas que escapan a la vista de la gente, son intangibles de un equipo, como es su garra, su espíritu de superación, su compromiso, su solidaridad, y creo que Uruguay es poseedor de esos valores a nivel de grupo, sobre todo cuando los transmite el entrenador.

Si bien están incorporados desde nuestra propia formación , desde que somos niños , cuando el entrenador lo refuerza, lo valora y le da la importancia correcta, tampoco con eso solo se alcanzan grandes cosas, yo creo que eso se hace una fortaleza del equipo que es muy importante en este juego, y no todos la tienen.

Uruguay si, seguramente porque los niños, los jugadores que fueron niños, recuerdan mucho todo es esfuerzo que hicieron para llegar a donde están y no quieren perderlo así porque sí.

Mucha gente y muchas veces el éxito hace olvidar situaciones pasadas , los uruguayos creo que tenemos esa capacidad de en instancias importantes recordar esos momentos”.

En los torneos participan 20 o más equipos y solo gana uno.

¿Cómo se digiere la derrota?

-“Si nos preparamos solo para ganar estaríamos jugando a la lotería.

Yo creo que se digiere de la mejor manera cuando uno entra al campo y sabe lo que va a hacer.

Cuando uno sabe lo que llevó al campo , que es muy difícil, muy difícil, nos parece fácil a los entrenadores ,pero a medida que voy descubriendo cosas nuevas me voy dando cuenta lo complejo que es el futbol, lo complejo que es armar un equipo, lo complejo que es liderar, conducir y llevar cosas al campo, o sea transmitir una idea que la podamos imponer en el juego .

Cuando se ha logrado saber qué es lo que llevamos o que es lo que queremos y nos damos cuenta de que el otro rival nos superó…hay un dicho que me decía Francisco Maturana el otro día: “El grande sabe perder, el mediocre es el que no sabe perder”, por lo tanto para llegar ahí hay que aprender a perder.

Lo cual no quiere decir que nos dé lo mismo o que somos perdedores, eso son mentiras, no conozco a nadie que entre a un partido y quiera perder o que le dé lo mismo.

Unos lo manifiesta más que otros, pero indudablemente que todos entran con la misma intención.

Algunos de repente con pensamientos negativos que indudablemente están más cerca de perder que de ganar, pero que quieran perder no conozco gente que haga del futbol su vida y que en un determinado momento desee perder yo no conozco”.

Italia, España, Alemania, Francia fueron las últimas selecciones campeonas  ¿Cómo se puede hacer para revertir la prevalencia de Europa en las ultimas Copas del Mundo ?

-“Yo creo que el futbolista sudamericano tiene características propias que son muy importantes, por algo hay tantos sudamericanos en Europa, pero también los entrenadores debemos percibir algunas cosas que el futbolista sudamericano se descansa en esas virtudes y de repente no incorpora del futbol de alto nivel para llegar a esas instancias y ganar partidos.

Porque en definitiva los equipos sudamericanos llegan cerca últimamente y nos está faltando concretar , es decir que hay cosas que nos faltan al momento de la decisión contra grandes selecciones.

Yo creo que ahí hay que buscarle la vuelta, yo no me considero un entrenador de ese nivel y por lo tanto mi opinión hay que tomarla con pinzas , eso lo deberían opinar quienes han estado y quienes han pasado por esas instancias.

Yo lo que creo que los entrenadores debemos seguir creciendo, debemos seguir haciendo interpretar el juego al futbolista, y esto que yo digo que es tan difícil de llevar al campo , cuanto más alto es el nivel más difícil, porque le futbolista de alto nivel es diferente a los que habitualmente entrenamos en juveniles…quieren saber cuál es la estrategia, como la vamos a llevar adelante, cuales son las soluciones para el partido de parte del entrenador y que el entrenador lo entrene para lo que va a suceder el domingo.

Si me venís con entrenamientos que no tienen nada que ver con la idea del juego y que domingo a domingo hablamos de partidos que después nunca suceden el futbolista pierde confianza en el entrenador.

Cuando el entrenador tiene esa capacidad lógicamente que si las decisiones tomadas en el campo son correctas se está muy cerca de ganar.

Últimamente ha parecido como dijo Maturana una Eurocopa los Mundiales, pero igualmente creo que sudamerica es el único continente capaz de  pelearle a Europa a nivel de selecciones, y por lo tanto, bueno, hay que seguir insistiendo, hay que seguir trabajando.

A nivel de juveniles lo logramos, podemos, estamos a nivel, quiere decir que la diferencia se da después, a partir de los 20 años cuando indudablemente pesan otras cosas y ahí es donde debemos afinar bien el ojo.

¿Es optimista en llevar a cabo el proyecto que ha comenzado en Honduras?

-“Si, si porque te repito, el éxito no es si ganamos, no estoy obsesionado en lo que pase el próximo partido, sino que estoy tranquilo con lo que hacemos , me gusta lo que hago, me gusta mi Cuerpo Técnico, estamos bien, entonces todo eso hace que uno tenga una visión de optimismo.

Está clarísimo que es duro, dependemos un poco también de los imponderables del juego, porque hoy vamos a enfrentar para buscar esos lugares a selecciones que para Honduras son muy fuertes , está claro, pero yo creo que cuando hay un buen grupo, hay trabajo, hay unión y objetivos importantes que nos fijamos y para los cuales trabajamos, todo es posible”.

Ustedes pueden encontrar en el siguiente enlace la entrevista completa con Fabian Coito.

Compartir
Share on Facebook
Facebook
0Tweet about this on Twitter
Twitter