LA OLLA SOLIDARIA DE LA PLAZA LAPEYRE

Por Yalis Fontes

La Plaza Lapeyre estaba desierta el domingo a la mañana.

El obligatorio descanso de la cuarentena se hacia sentir.

Sin embargo, en una casa rosada, por la calle Francisco de los Santos,casi esquina cruzada con la cancha de Rampla, la iniciativa de una humilde familia estaba desde hace horas en marcha.

Se estaba cocinando para más de 60 personas que ese mediodía pasarían a retirarla.

Dejando ya mucha gente sin trabajo y resintiendo los ingresos de mucha gente, el impacto del coronavirus nos empujó hacia una realidad que creíamos desterrada para siempre: las ollas populares

El generoso y desinteresado gesto de Daniel Silvera , su familia y otro grupo de personas merecía conocerse, y allá fuimos para compartir con ustedes.

Daniel recibe a ENTRELINEAS en plena tarea.Usa un tapabocas,sabedor lo importante de esas medidas de higiene en esta situación de crisis sanitaria.

Al costado, dos grandes ollas se van completando de ingredientes para el mediodía.-“Una es de una vecina de La Paloma, la otra de uno de acá a la vuelta”, nos explica,satisfecho del aporte de mucha gente a la propuesta.

Al consultarlo sobre que lo impulsó a llevar a cabo esta idea, fue claro:-“Esto se mama de chico.Se lo debo a mis padres. En otros tiempos se vivían situaciones complicadas y ahora arrancamos con mi señora el domingo pasado.

La primera vez la costeamos nosotros y esta vez nos donaron todo, por lo que estamos eternamente agradecidos”.

La gente se contacta por las redes y esa el la propia selección:-” En principio no estamos seleccionando, porque es gente humilde, de barrio, que necesitan.Más adelante vamos a poner un tope porque llegado el momento no vamos a llegar a poder cumplir con todos, desgraciadamente”,señala.

-“Nosotros somos un eslabón más de una cadena solidaria que se está armando por esta situación, ojalá no tuviéramos que hacer esto, pero es necesario por la gente más humilde”.

Daniel alcanza su número de teléfono para quien quiera alcanzar una ayuda:-“Mi número es el 098248103. Que todos sepan que esto es apolítico, no tiene nada que ver con ningún partido político y que todo lo que recibimos lo damos….”, subraya.

Sobre el final, la referencia a su padre, el entrañable Humberto “Carita” Silvera, lo emociona.-“Papá era un tipo que económicamente no tenía, pero riqueza espiritual tenía un montón…el donaba sin tener casi nada en la casa, y como te dije antes, uno mama esas cosas…mi vieja igual, no era publica pero era gente de ayudar mucho…”, señala, ya casi alejándose de la cámara.

Desde allá arriba, seguro que  el “Carita” Silvera y señora están orgullosos.

La antorcha de la solidaridad, hoy necesaria más que nunca, sigue sostenida.

Su hijo es uno de los que la mantiene encendida.

Compartir
Share on Facebook
Facebook
0Tweet about this on Twitter
Twitter