EL EFECTO DE UNA MARIPOSA CON CORONA (Por el Psicólogo Osvaldo Graña)

Columnista invitado Psicólogo Osvaldo

EL EFECTO DE UNA MARIPOSA CON CORONA.


Proverbio chino: «el leve aleteo de las alas de una mariposa se puede sentir al otro lado del mundo»


Nunca mejor aplicado y entendido dicho proverbio, cuando estamos envueltos en el Efecto Mariposa, que es un concepto de Lorenz, surgido para explicar los comportamientos caóticos en sistemas inestables como son los estados meteorológicos.

Estas formulaciones son parte de la teoría del caos, donde en sistemas inestables, hacen que pequeñas variaciones en el sistema, se puedan expresar en esa metáfora: el aleteo de una mariposa puede producir un tornado al otro lado del mundo.


Hoy más que nunca vamos tomando conciencia de lo interconectado que estamos, dejando cada vez más a un lado el regionalismo, y hasta lo provinciano, para darnos cuenta que la acción individual puede producir un efecto superlativo.

Ahora nos focalizamos en el virus, pero podemos aprovechar a extrapolar y mirar el efecto mariposa en la contaminación: esa bolsa que dejo tirada en la playa es el aleteo de una mariposa que va produciendo, por ejemplo un “continente” de plástico en el Océano Pacifico Norte, que según estimaciones es 7 veces más grande que España.


Por el efecto Mariposa, en un mercado de China una persona se contagia y por ese efecto que recorre el mundo, hoy nos vemos la mayoría confinados en nuestras casas, cambiando radicalmente nuestras rutinas, con mayor o menor temor de ser alcanzados por el virus, y con menor o mayor angustia por el futuro inmediato y mediato respecto a la autonomía económica que tendremos.


Sin duda estamos todos en un momento bisagra, de inflexión planetaria en la que nada será igual ni parecido a lo que veníamos viendo y viviendo. Este caos, que arranca en China, como una estructura disipativa, producirá un nuevo equilibrio relativo en el sistema.

No sabemos en cuanto tiempo ocurrirá, pero seguro ocurrirá.

Mientras se desplegaran iniciativas individuales y colectivas, acciones solidarias y despliegues creativos jamás vistos.

El otro día se creó el respirador charrúa impulsados por el Dr Canesa, que podría resultar fundamental ante la falta de los mismos ante el posible incremento de personas en CTI por la epidemia.


Para contrarrestar el efecto Mariposa que estamos inmersos hoy, se requiere la mayor calma, reflexión, pensar juntos con aquellos más cercanos, establecer alianzas estratégicas, cooperación; de lo contrario no lograremos compensar la inestabilidad del sistema más general en el que estamos incluidos y la sensación de caos nos podrá paralizar, angustiar y en algún caso renunciar, bajar los brazos ante la incertidumbre y escenarios apocalípticos, que muchas veces los medios de comunicación y las redes sociales amplifican.

El caos y orden son complementarios y siempre habrá una luz al final del turbulento túnel.

LA POBLACIÓN GENERAL SIN NORTE, Y EL CORONA RUMBO AL SUR.(21 de marzo)

A partir de hoy nuestra página se enriquece al contar con un columnista invitado: el Psicólogo Osvaldo Graña.

Lo invitamos porque queríamos contar con su visión en estos momentos tan especiales que vivimos, de tanta incertidumbre, de aprendizaje, de descubrimientos.

Por suerte aceptó.

Su pluma y mirada aguda nos invita a reflexionar.

A disfrutarlo.

LA POBLACIÓN GENERAL SIN NORTE, Y EL CORONA RUMBO AL SUR.


No recuerdo si alguna película de ciencia ficción había manejado tal escenario.


La sensación general en infinidad de conversaciones es que, esto inédito mundial y nacional, deja vetustas algunas construcciones y clasificaciones mentales acerca de las cosas y las personas.

Desarma y desnaturaliza cuestiones que se nos antojan naturales pero que en realidad nos las impusieron por la natural socialización.

No salude con besos ni mano, manténganse en sus casas, no se aglomeren, mantengan la distancia física, lavase obsesiva y compulsivamente las manos, no toque pestillos, pasamanos, etc y por tanto desarrolle funcionalmente una fobia de contacto.

Este aislamiento social real genera agobio, temor por la incertidumbre de hasta cuando, y luego lo que ya se ve caer en cascada, la pérdida de puestos de trabajo con la consecuente precarización socioeconómica, que siempre va afectar la autoestima y en muchos casos su básica dignidad.


Si bien siempre el futuro es incierto, creemos tener la sensación de controlarlo un poquito en base a nuestro sistema de creencias individual y colectivo, y muchos pueden aferrarse a las medidas de “certidumbre” que tome el gobierno de turno, esté en medio de una crisis o no.


El sociólogo J Duvignaud escribía allá por la década del 70, en momentos de inflexión de la sociedad de aquel entonces, y se refería a la palabra anomia en el sentido que una sociedad que pasa de una cualidad a otra, va a tener manifestaciones inclasificables, y es estar como anclados en una esclusa.


Es decir aún no tenemos las palabras, los significados, las categorías para clasificar lo que estamos viviendo y menos aún el futuro mediato.

Eso genera angustia, a veces paralización, pero otras veces incentiva la creatividad y el ingenio para entender el momento que transitamos, para tratar de entender de por qué el globo terráqueo está paralizado por un virus, que en términos relativos va teniendo menos muertos que otros virus que circulan por el mundo.


En estos días de manera simplona se introdujo un verbo: carmelear, para referirse a la actitud trasgresora de una mujer de alto perfil, pero quizás esto encierre un aspecto más profundo que lo representado en esta Sra – de clase alta y se supone ilustrada- que nos lleve a cuestionar y no naturalizar, que no siempre los más ilustrados son los más valientes ni responsables, y que estar informado no es lo mismo que ser educado, así haya ido a Harvard, a Salamanca o al liceo francés.

Osvaldo Graña Tejera

Psicólogo Clínico .

Asistencia en ámbito privado y público

( Rap-ASSE Montevideo).


Asistencia a adolescentes, adultos y parejas.

Orientación a padres.


Consultorio en ciudad de Rocha y Montevideo.


Compartir
Share on Facebook
Facebook
0Tweet about this on Twitter
Twitter