• Rocha -
  • Uruguay -
  • lunes - 16 Jul 2018
  • Max: 11C Min: 7C Mayormente Nublado

EN GUARDIA: LA SEGURIDAD EN LA COPA DEL MUNDO

  • YALIS FONTES en SAMARA, ENTRELINEAS EN LA COPA DEL MUNDO DE RUSIA
EN GUARDIA: LA SEGURIDAD EN LA COPA DEL MUNDO
Foto:

CONTROLES

 

Los controles en Rusia son estrictos, pero los realizan con la mayor corrección.

 

La amenaza terrorista parece ser un apartado de atención permanente para los organizadores.

 

De todas maneras, uno se siente seguro, muy seguro, cuando transita por las calles o los estadios.

 

Se dice que el número de atentados y la cantidad de victimas han disminuido en un 80% desde 2013, debido a la gran tarea de los servicios rusos especiales, fundamentalmente en regiones afectadas por el radicalismo religioso.

 

Para los periodistas, los controles son exhaustivos.

 

Cuando bajamos del bus asignado a periodistas acreditados por FIFA con Victor Rodriguez , colega y amigo de Durazno, no lo podíamos creer.

 

Pensamos que habíamos bajado  mal.

 

Mirábamos alrededor y el Estadio de Samara ni se veía…supuestamente estaría detrás de unos arboles , como a un kilómetro y medio.

 

Caminando emprendimos hacia la lejana entrada.

 

El sol impiadoso y los más 30°, parecían multiplicarse a cada paso que dábamos por los modernos accesos casi desiertos .

 

Luego viene la bendita seguridad.

 

Los controles para ingresar a los Estadios son extremadamente estrictos.

 

La caminata al sol oficiaba como primera instancia, como ablande.

 

A la entrada viene el lógico pase por scanner, luego del molinete te cachean y te someten a otro scanner manual, te solicitan que prendas tu celular y si tienes cámara de fotos o filmadora, te indican que la enciendas.

 

Aveces hay alguno más realista que el rey, y esta vez me tocó a mi.

 

Un guardia no me deja pasar la filmadora.

 

-“No puede pasar nada que filme…”, me explica un voluntario que oficia de traductor.

 

Ni loco lo contradigo y pienso de apuro,-“entrego la cámara a un hincha y me lo cruzo en las entradas y me la alcanza…”, pero antes ensayo la última defensa.

 

Lo miro al guardia con cara de “me parece muy bien, estoy de acuerdo”, pero le digo al joven , “este celular filma mejor que esta cámara, así que no entiendo la postura del señor…” .

 

Mientras el chico le indica al guardia lo que dije, continuo mirándolo a los ojos, asintiendo, con cara de circunstancia, rezando por bajo para que afloje…

 

El guardia ve que no me resisto, que colaboro con el procedimiento, que soy muy simpático con los demás funcionarios a pesar de la situación, y que sigo con la mejor expresión facial (imagínense ustedes).

 

Al final cede.

 

Habla con el voluntario y se aparta.

 

-“Hay que correrlos para el lado que disparan”, le digo al joven, que ríe y noto que no me entiende.

 

Los encargados de seguridad siguen indicaciones, son rigurosos, pero siempre muy correctos, lo que permite que se den este tipo de situaciones.

Finalmente ingresamos al predio, y ahora si, al Centro de Prensa.

Dentro del Centro de Prensa, remanso de sombra con aire acondicionado ,todos coincidían que en esta ocasión, los controles se habían incrementado, seguro porque jugaba el dueño de casa.

 

Un colega que trabaja para medios mexicanos y argentinos, nos comenta sobre la construcción de un famosos muro , de color verde, en las afueras del Estadio.

 

Yo, abochornado por el sol cobre mi cabeza, ni los había tenido en cuenta en la caminata.

-“Es para que la onda expansiva, en caso de explosión por atentado, no se expanda”, explica.

El colega estaba perplejo: -“en caso de explosión”, razona, “si logras salir del Estadio, te viene de frente la onda expansiva que rebotó en el muro…” se queja.

 

-“Todo no se puede”, le digo, “después de todo estamos en la Copa del Mundo”.

Me olvido del comentario, hasta que por la noche, al marcharnos, encuentro a los famosos muros.

 

A ese colega, ni a otro que me comentó lo mismo, no me los volví a cruzar, ni antes o después del muro.

 

Nosotros no estamos acostumbrados a estas situaciones.

 

En algunas cosas, más vale ni pensar.

 

URUGUAYOS

 

La hinchada uruguaya estaba pletorica al final del juego.

 

Esta vuelta ganamos sufriendo el calor, no en la cancha

 

El número de uruguayos aumenta cada día que pasa.

 

Se estima que entre 3 mil y  4 mil compatriotas estuvieron en el Estadio.

 

Por las calles se hacen sentir.

 

Las camisetas celestes y las banderas ya forman parte del paisaje.

 

Todo indica que se esperan más al partido ante Portugal.

 

La selección ilusiona y se nota en el incremento del color celeste en la tribuna.

 

Acá algunos testimonios.